EL DERECHO A LA PENSIÓN

el

EN DEFENSA DE LA VIDA 

                                       “El ladrón sólo viene a robar, matar y destruir, mientras que yo he venido para  que tengan vida y la tengan en plenitud.” Jn. 10, 10.

Como discípulas y discípulos seguidores de Jesús, desde la Asociación Scalabriniana al Servicio de la Movilidad Humana – ASCALA –  estamos comprometidas con el proyecto de fraternidad del Dios de Jesús, el Dios de la Vida. Y como ciudadanas del mundo, sabiendo que la fraternidad se construye sobre la base del respeto a los derechos humanos, asumimos este respeto como un compromiso por la dignidad y justicia de nuestras hermanas/os.

Y el primer respeto y defensa que promovemos, es a la vida misma, incluso antes que a una ciudadanía, por eso ASCALA asume la defensa del derecho constitucional, del derecho adquirido por miles de trabajadores del Consorcio Azucarero Dominicano, a una pensión. Defenderles la pensión, en la situación actual en que se encuentran, es defenderles la vida misma.

En la mayoría de los bateyes se repite la situación de injusticia que amenaza la vida por el hambre, la inexistencia de un sistema de salud que garantice un servicio integral, salarios de miseria, viviendas deplorables, falta de agua, de programas de desarrollo, de fuentes de trabajo. En estas circunstancias, la pensión, aunque no signifique más que RD$5,000.00 – cinco mil pesos, equivalente aproximado de US$100.00 – si bien no resolvería la vida digna que merecen, vendría a remediar la situación de miseria en la que viven.

ESTADSCF3224

Custodiamos un archivo de solicitudes de pensiones aún no resueltas desde 1986 hasta la fecha, (aunque existe un plazo de 180 días – según la ley- para resolver las solicitudes), el cual está compuesto por casi mil expedientes de solicitudes, 46 de ellos del siglo pasado. Como no todos solicitan la pensión a los 60 años de edad, tope mínimo que establece la ley, hay dos ancianos con 101 y 103 años de edad, y la mayoría nació en la tercera y cuarta década del siglo pasado – sólo 147 nacidos en los años cincuenta, lo que quiere decir que estos hombres mueren prácticamente trabajando toda su vida.

Hay 57 expedientes que han sido rechazados por no tener el solicitante la “ficha” física (pedazo de cartón pequeño donde el personal encargado del ingenio escribía el nombre del jornalero, y le asignaba un número que servía para retirar el pago). Otros, la mayoría, no tiene las 400 cotizaciones acumuladas, porque el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), aunque descontaba del pago el fondo de pensiones, no lo transfería al Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS). Por otra parte, aunque le exigen a los cañeros documentos probatorios de sus años de servicio, hoy día los archivos del CEA se encuentran desperdigados, una parte en el Archivo de la Nación y otra perdida y aunque el CEA y el IDSS son instituciones públicas, y el Estado tiene la obligación de resolver estas situaciones que no entrañan responsabilidad de los trabajadores, no muestra voluntad política alguna de hacerlo.

Hay otras 117 personas que no pueden solicitar la pensión porque no tienen ficha, o porque la que tienen es posterior al año 2000 (una nueva disposición del IDSS) Y mientras, estos hombres siguen falleciendo.

¿Cuál es el desafío ante esta situación?

“Oigan cómo clama contra ustedes el salario no pagado a los obreros que les trabajaron sus campos. El clamor de esos trabajadores ha llegado a oídos del Señor Todopoderoso” St. 5,4.

Aunque nuestros medios sean frágiles, nos afianzamos en la fe y la esperanza en el Di’s de la Vida, el mismo que prometió a Abraham que sería padre de pueblos numerosos y lo cumplió, siendo él y su mujer muy viejos y ella estéril por añadidura, para que no quedase duda alguna de que es Él quien cumple todas sus promesas aún a pesar de nosotras/os mismas/os; contamos con la fuerza del derecho y la justicia; contamos con la solidaridad y el compromiso de las personas que nos siguen en las redes sociales; contamos con este archivo, cuyos expedientes testimonian, gritan, revelan la verdad que ellos contienen y denuncian la injusticia.

DSCF3217

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s